martes, febrero 03, 2009

Día de júbilo

.

.




-¿Aló?

-¡Aló! ¿Inocencio?

-Sí, para servirle.

-¡Es tu jefe!

-¡Jefecito, qué sorpresota! Dígame, en qué puedo serle útil jefe.

-Llamo para decirte que mañana tienes el día libre.

-¡Qué! Pe-pe-pe-pero jefecito, ¿y eso por qué?

-Porque para mañana, Dios mediante, estaré cumpliendo diez años en mi cargo.

-Caramba jefe, si es verdad, no me acordaba, jejeje…

-Así es, de manera que mañana estamos de júbilo.

-Que bueno jefe pero, dígame algo, ¿será conveniente tomarse el día, con el trabajón que hay?

-Eso no es problema Inocencio, acabo de decidirlo.

-Pero gran jefazo, acuérdese que la semana pasada le solicité un permiso no remunerado por dos horas, y usted me lo negó porque…

-¡Inocencio!, hueles a cheque de liquidación…

-Conchale jefe, pero no se me ponga así caramba.

-Tienes el día libre te dije ya, y si no te lo tomas, te voy a…

-Gracias jefezote, de verdad gracias por ese día libre. Ah, y felicitaciones…

-Gracias Inocencio. Por cierto, ¿tienes papel y lápiz a la mano?

-Si jefe, cómo no, aquí tengo mi libretita que nunca la suelto, y en la oreja el lápiz que tampoco me abandona. Dicte usted jefe.

-¡Ajá!, anota ahí.

-Umjú

-Mañana, a las 07:30 de la mañana, pasas por la compañía, y buscas una caja de franelas con el logo de la empresa ¿Estás anotando Inocencio?

-Si jefe, claro que sí.

-Okey. Una vez que tengas la caja de franelas, subes a mi oficina, revisas encima del escritorio, y tomas una lista de personas que está ahí, cada una con su número de teléfono celular. Las llamas a todas y que te indiquen por dónde las vas a pasar buscando. Luego agarras las llaves de la camioneta de pasajeros, y sales a buscar a toda esa gente ¿Me estás entendiendo?

-Si jefecito, clarito como el agua.

-A cada uno de ellos le vas a entregar una franela y haces que firme en la carpeta que encontraras en el asiento del copiloto de la camioneta. Después los llevas al galpón número 8 y les pides que por favor pongan cara de felicidad y la mantengan así todo el día si quieren recibir el bono de productividad.

-Sí jefe, así lo haré.

-Ya cerca del mediodía, te regresas al comedor de la empresa, y retiras los envases con comida que te van a dejar allí. Luego compras unos refrescos y te regresas al galpón. Por el dinero no te preocupes, ponlo que después la empresa te los reintegrará, en su debido momento ¿Me sigues verdad?

-Por supuesto que sí mi jefe.

-Ya en la tarde, revisas que los equipos de sonido y la tarima estén instalados, que haya buena música, y que la gente siga sonriendo.

-Entendido jefe.

-Verifica también con Alberto, el de administración, que seguramente estará allá para ese momento, que el grupo de samba y el de tambores, hayan sido contratados a tiempo para que no falten a la velada.

-Correcto jefe, así será.

-Dos cosas más Inocencio.

-Usted dirá jefecito.

-Llamas a Remigio, el chofer. Y le dices que me vaya a buscar a mi casa a eso de las 05:30 pm.

-Esa es una, ¿y la otra?

-La otra es que te asegures de que para el momento en que yo llegue, la gente no pare de aplaudir, corear mi nombre y pedir a gritos mi permanencia indefinida en el cargo.

-No se preocupe mi jefazo, que yo seré el primero en formar la algarabía.

-¡Cuento contigo Inocencio!

-No faltaba más jefecito, quédese tranquilo que ya tengo todo anotadito.

-¡Inocencio!

-Dígame jefe.

-Revisa también con Alberto, lo del hielo y las bebidas para lo de la noche, él ya sabe pero, tú de todos modos chequea con él.

-Tranquilo jefe, cuente con eso.

-¡Inocencio!

-Mande patrón.

-Que disfrutes tu día libre.

-Gracias mi jefazo. Por eso es que yo lo amo, porque sé que usted me ama, y amor con amor se paga…

-¡Inocencio!

-Ordene mi jefecito.

-¡Quita ya la cara e’ pendejo!

-Pero jefe, y cómo usted sabe que…

-¡Que la quites!

-Sí, jefe
.
.

2 comentarios:

Zz dijo...

555555555555555555 ¡POBRE INOCENCIO! Y eso que le va mejor que a Pancracio, que está sacando más cuentas que una calculadora de contador porque en el día libre se le perdieron los tomates y ahora no cuenta con ese dinerito.

Sigamos en campaña, amigo. NO ES NO.

Y pásate por mi blog que me tienes abandonada.

Ophir Alviárez dijo...

JC, JC, qupe haremos con tanta política y tan pocas palabras...

Gracias por estar, siempre.

Beso,

OA