martes, septiembre 19, 2006

Dinosaurio y Cocodrilo: 100 por ciento actitud.



Estando de vacaciones, compartí con una persona que le hace honor al eslogan de un canal de TV por cable (Sony Enterteiment), ese que dice: “100% Actitud”
La conozco desde hace varios años, pero esta vez, tuve la oportunidad de convivir con ella unos días y aprender. Sí, definitivamente aprender.
Para preservar su integridad (como si hiciera falta…) resguardaré su identidad, refiriéndome a ella en lo sucesivo, como “DINOSAURIO”
Dinosaurio es alta, con una gran constitución física repartida en un cuerpo que deja entrever un obeso pasado, y anterior a él, una juventud bien proporcionada.
No estoy hablando de una mujer senil, ni siquiera anciana. Estoy seguro de que si la catalogo como de “tercera edad”, me mata; pero si les puedo decir, que se trata de alguien que es prueba fehaciente de que la ley de gravedad es sin duda eso, una ley y como tal, se cumple.
Su piel es muestra ambulante y acusadora de las inclemencias del sol. Aunque él, muy bien podría defenderse aduciendo que es ella quien se lo busca. Y es que en realidad, había que ver como llevaba sol esa mujer. Mientras se embadurnaba de bronceador, la imaginación me transportaba a los tiempos jurásicos. Juro por lo más sagrado, que no era mi intención, pero me resultaba imposible dejar de ver a un “Tiranosaurio Rex” en traje de baño, disponiéndose a retozar bajo los rayos del sol y a orillas de la playa. Y es que las robustas piernas, anchas caderas y delgados brazos ayudaban también a recrear aquélla imagen, amen de la piel colgante y arrugada.
Sin embargo, lo verdaderamente importante es lo que viene a continuación. A pesar de aquellos detalles que pudieran considerarse como desventajosos para ella con respecto a otros especimenes de su mismo genero, resulta que Dinosaurio “levanta” más que el carajo, así como lo leen.
Dinosaurio competía con “tangas” y “bikinis” de treinta, veinte y hasta de menos edad que ella. Lo peor (o lo mejor) es que se las llevaba por delante la condenada.
No había hombre que le mezquinara una mirada, una sonrisa, un piropo, un “Qué hace una chica como tú, en un lugar como este...”
“Muchachitos” como decía ella, le pedían el teléfono (y ella queriendo darles otra cosa...) Otros le entregaban su tarjeta de presentación junto con la promesa de una próxima, intima y reservada reunión.
Dinosaurio se reía y se jactaba: “¡Chico! Pero si lo que estoy es buena, jajajajajaja...”
No se puede negar su sonrisa seductora, una mirada ladina y un rostro que en conjunto, resulta atractivo; sus formas terminan siéndolo también, a pesar de todo. Pero descubrí, entendí, o más bien aprendí, que lo más importante, lo que sustentaba todo aquello, era su actitud cien por ciento positiva.
Dinosaurio se sentía bella y eso era lo que destilaba. La vi bailar alrededor de la piscina, correr por la arena, lanzarse desde una estructura que se asemejaba a un gran trampolín, hacia una laguna profunda, dejando atrás a una fila de hombres perplejos y avergonzados, ya que muchos no se atrevieron (me incluyo, pero no por miedo, sino porque tenía un calambre en el estomago).
El desparpajo, el humor adocenado y un lenguaje prosaico, son su sello, su distinción, mas no deja de verse elegante, altiva. Le lucen las groserías a la muérgana esa...
Una noche se presento a cenar en dormilona, todos en el comedor del hotel la observaban, no podía pasar desapercibida, eso sí, peinada, maquillada y con un pareo puesto a manera de chal, muy “maja” diría un Español.
Esa misma noche, mucho rato después de la comida, nos encontrábamos reunidos en sana tertulia, y se me ocurrió preguntarle si de verdad era rubia. Ella, con todo su donaire y porte europeo, se plantó frente a mi y alzando la dormilona, espetó: “Soy pelirroja, guevón. Y las braguitas te las debo”
Todavía sueño con un gran mejillón con corte de pelo al estilo “punk” que me persigue.
El día que la llamé “Dinosaurio” no se inmutó, simplemente me respondió: “Coño DE madre” haciendo énfasis en el “de” como si fuese allí, donde radicara el improperio. Al rato y con cara de travesura completada, me apodó “Cocodrilo”. Toda vez que inquiría al respecto, recibía la misma respuesta de su parte: Risas, carcajadas.
Pienso que no tenía ni la más casquivana idea de por qué me endosaba aquel remoquete, pero lo cierto es que lograba el objetivo; no quedarse con esa.
“Es una loca” Dice quien recién la conoce. “Con esa loca, se goza una bola” argumentan quienes con ella comparten. ¿Cuándo salimos? le preguntan los hombres, ¿y te llamó el tipo? le preguntan las mujeres.
Dinosaurio es pragmática, llama de vez en cuando a sus hijos ya adultos y solo les pregunta en que andan: “¿Qué haces, guevón? ¡Ah, Ok! Bueno, ponte tu capuchita y no te metas en peos, cuidado con lo que te metes. Chao, un beso...” Luego dice toda circunspecta: “Los hijos no nos pertenecen, ellos tienen su propia vida...”
Ella es una lección de vida para muchos. A veces, el Cocodrilo sale a nadar en el río, sintiéndose hermoso a pesar de sus imperfecciones, entonces se percata de que una que otra garza posada en la orilla, le dedica al menos, una mirada. En ese momento, se acuerda de su ancestro el Dinosaurio...


El dibujo es de DINOFILATELIA

5 comentarios:

Eduardo dijo...

Es innegable. Todos conocemos a un Dinosaurio, todos!... es, curiosamente, una especie en extinción, ¿será por ello su gran valor?.

Actitud, cien por ciento importante siempre.

Por cierto, eso del calambre en el estomago, nos pasa a todos, no hay de que preocuparse, aja!.

Saludos Y SUERTE! ;)

a2gm dijo...

definitivamente...nada peor q entrar en donde no se es invitado :P gracias por tus comentarios espero sigas visitando mi blogg...besos...pd: muy interesante tu blogg

Isa dijo...

ese es el lema 100% actitud -traducido a mi idioma TODAS SOMOS MISSES- me encantó este post, es una eñal divina que me indica el camino a seguir. Adiós inseguridades, qué mejor que estar feliz con uno mismo y brillar con su propia luz.

Gracias por pasar a mi blog y por lo de Miss Wicca :P, un besote y nos seguimos leyendo!

P.D: cuidado con el hechizo, recuerda la receta de la poción de vuelta a la normalidad, no vaya a ser q te quedes ratoncito ;)

• Eroserena • dijo...

Gracias por tu visita y esas palabras tan intensas en la q fuiste protagonista de mi imaginacion.. esta vez fueron tus letras las manos..

Un beso, bienvenido las veces que gustes a mi blog!

a2gm dijo...

no no no bueno para los demas cocodrilo para mi sapito jajaja...asi como me dijist en el comentario ya estas advertido!!!!!!!! =P ciao sapito