martes, abril 10, 2007

Freaks

" Lémur Licántropo"


.
.
Cosas “freaks”. Alguien me pidió que escribiera, o más bien, que enumerara algunas cosas “freaks” que fuesen parte de mi idiosincrasia. Confieso que cuando leí el término “freaks”, me pareció estar viendo un mensaje de texto, de esos que me envía mi hija a través del teléfono celular: “T DJE COMIDA N KSA”, “X Q Sip”. Valga la comparación y el comentario, para ejemplificar mi cara de: ¿QUÉ? ¿CÓMO?

Para tratar de entender, me fui por la misma vía que tomo siempre: Primero el diccionario y después Internet.

En mi vetusto y destartalado diccionario de Ingles-Español, Español-Ingles, me encontré con que la cosa iba por “capricho” o “fenómeno”. ¡Caramba!, exclamé. Pero pensando en mi persona, la verdad es que ni se me ocurría, ni veía nada que pudiese tomarse como “caprichoso”, y mucho menos “fenomenal”.

Descartados el ego, la autoestima y los atributos físicos, pase a la segunda fase: Internet.
Con esta poderosa (pero diabólica, según algunos) herramienta, conseguí una idea más clara acerca del tema; pero además de eso, me topé con los orígenes del término y sus aplicaciones a través del tiempo.

Por allá por 1931-32, el mismo señor que dirigió a Bela Lugosi en Drácula, hizo una película llamada Fenómenos (Freaks). El film, trataba de un enano maluco (bueno, a causa de las circunstancias) que se casa con la hermosa trapecista del circo, pero ésta en realidad lo que quería era apoderarse de sus pertenencias. En represalia, el “pequeño” esposo junto a sus “compinches” (una horda de fenómenos de circo), gestan una “pequeña” venganza, convirtiendo a la artista del trapecio, en una de ellos (otra freaky).

Tan singular palabra, se adoptó luego para identificar a las personas con gustos o costumbres extravagantes. Tiempo después, se utilizó con grupos de personas obsesionadas por un tema en específico. Por ejemplo: Los seguidores de Star Trek, que hacen hasta convenciones a las que asisten trajeados a semejanza de los personajes de la serie.

En la actualidad, nos encontramos con que hay distintos tipos y niveles de Frikis (en español). Los apasionados por Internet , conocidos en algunos casos como “Servers”, que buscan y descargan información de la red de manera exagerada. Los adictos a los comics (en Japón, a los seguidores del culto al anime y el manga, los llaman “Otakus”). Los devotos de alguna moda extraña, como lo Góticos. Los amantes de los animales prehistóricos (paleofrikis), y así, pudiéramos seguir con un largo etcétera.

En una modalidad un poco más suave y refiriéndose a “cosas frikis” , la acepción que puede tomarse, es la de cosas o situaciones fuera de lo normal.

Realmente, no sé en cuanto ubicar mi nivel de “frikismo”. Si vamos por la parte obsesiva, yo diría que soy del tipo de personas que todos los días tiene que entrar a Internet y buscar información. Los diccionarios son un “lugar” que visito constantemente, a veces para buscar la misma palabra porque siempre se me olvida su significado.

Pudiera decir que en ocasiones, resulta un tanto enfermizo, mi afán de buscar significados. Para muestra, este pequeño botón, la palabrita que dio origen al post.

¿Soy friki por eso? Pues, imagino que sí. Casi todos los días entro a Internet y leo varios Blogs; a veces una simple palabra me lleva a Google o a Wikipedia. He descubierto, que el sustituto del “Almanaque Mundial” que cada año adquiría mi padre para nuestro enriquecimiento intelectual, lo constituye cada Blog que visito. En ellos, hay información más o menos relevante según sea el caso. Más o menos “Friki”. Pequeños o grandes datos. Palabras, frases, y en algunos casos, hasta todo el contenido me hace ir por más; me obliga a buscar diccionarios, enciclopedias, libros o a la gran red.

¿Más cosas frikis? Hablo solo, creo firmemente en que existen los Vampiros y los Hombres Lobos, siempre cambio de ruta para despistar al “enemigo” y soy “Introvertidamente extrovertido”. Para colmo y pensándolo bien, qué cosa más extraña, fenomenal y hasta caprichosa, que un Lémur hablando, leyendo y escribiendo.

Isa, espero haberte respondido y añadido un poquito de contenido al asunto...

Saludos del Lémur









3 comentarios:

Eduardo dijo...

¡Así sí es bueno!

Zafarse de las tareas, mareando a uno con definiciones...

¡01!

¡Jajajajaja!... Se nota que eres freak. Asi que enumerar tus "cosas freaks" no hace mucha falta que digamos :S

Artecomestible dijo...

Soy Freakamor..sono a penelope lamour con la pinturita de labios, gritando Auxilio escuadron mete la pata, el Prof dos caras me quiere atrapar.
saludos
La vecina

Isa dijo...

lèmur me encantò tu post, eres un freaky intelectual :P jeje ademàs me nutriste de una info q no conocía, es más quiero ver esa peli de terror!!!!

sorry por la tardanza :S he estado full acà en la univ. un besote