jueves, mayo 10, 2007

Lo que tengo que decir


.
.
Vengo a decir algo, que nadie se atreve a decir. Lo he estado meditando por mucho tiempo, y me dije, “es tiempo de decirlo”. Además, por qué no; por qué no iba yo a decirlo, si es algo que desde hace mucho tiempo, todo el mundo ha querido decir.

Anoche me dije, “tienes que decirlo, es hora de que alguien lo diga”, y ya está, listo, vengo lo digo y punto, se acabó.

Sé que me costará decirlo, le ha pasado a muchos; a todos, por eso es que nadie lo ha dicho todavía, pero es tiempo, alguien tiene que decirlo.

Señores, el día ha llegado, estoy aquí para cumplir con un claro designio, decir lo que tengo que decir. Y es que si no lo digo ahora, sé que nunca lo diré.

Tengo que decirlo, no hay otra salida, las cosas se dicen o no se dicen, no hay medias tintas en cuanto a decir lo que se tiene que decir; se dice y punto, o no se dice y también punto.

El punto es que yo me decidí, tengo que decirlo y para eso estoy aquí; para decir lo que tengo que decir.

Hace algún tiempo, alguien estaba resuelto a hacerlo, pero no lo hizo, no lo dijo, y se fue sin decirlo. Todo el mundo se quedó esperando a ver qué era lo que tenía que decir ese sujeto, y no lo dijo. “Qué decepción”, dijeron muchos, al ver que el sujeto no dijo nada de lo que iba a decir.

Pienso que no debo cometer los mismos errores que otros. No señor, yo tengo que decirlo.

Hay algo que desde hace mucho tiempo tiene que decirse y ya es tiempo. Por eso estoy aquí -me parece que eso ya lo dije.

A ver, tengo que decir algo, muy importante, lo sé. No crean que no lo vaya a decir, si por eso vine, ¡rayos!

Voy a decir algo y quizás sea lo último que diga en mi vida. Es más, sé que todos están esperando a que lo diga. ¡Por dios! Y es que tengo que decirlo. El problema, es que ya no me acuerdo qué coño era lo que venía yo a decir…

Pero juro que en cuanto mi memoria se ilumine, los pensamientos se ordenen y los recuerdos regresen, yo me plantare aquí y diré todo lo que tengo que decir…

Por Zeus y mi tía barbuda…





5 comentarios:

Zz dijo...

Es de suma importancia lo que tenías que decir, y como se te olvidó, ahora vengo yo a decir lo que hay que decir, porque la humanidad no podrá seguir su curso si no se dice, porque... Tú viste Memento? Qué hago aquí? Ah, sí... vengo con la misión más importante de la tierra, eso dice mi mano. Ups!

Lemur dijo...

Si la ví, pero se me olvidó de que trataba... Por cierto, tengo que decirte algo...

Arcangel Vulcano dijo...

Quería decirte amigo Lemur, que tengo tanto que decir, pero a veces no se que decir, supongo que tenemos derecho a no decir nada de lo que quisieramos decir,te iva tambien a decir, que estoy por decirte, que fue lo que tenía que decirte, tampoco me acuerdo qué decir, después te diré, lo que debía decir, ¿será que debía decirtelo? ¿o tal vez no tenía nada que decir? Mejor te digo esto:

Saludos.

Mel dijo...

joder, que desesperación tan desesperante! jajaja

gracias por la visita!

saludos!

Eduardo dijo...

¬¬

...

Mejor no digo nada. Yo realmente no tengo nada que decir.