martes, abril 15, 2008

¿Energía negativa, mala suerte o, buena guía?

.


.

Cuando en mi casa se daño la lavadora, la secadora, la freidora, la tostadora, la licuadora, la batidora, la escaladora, la caminadora, la contestadora, la administradora y, la olla mondonguera - a partir de allí se partió la manguera, comenzó a gotear la regadera y se quemó la parrillera-, comencé a preocuparme, no sólo por el resto de los sufijos sino también por mi suerte. Claro, y es que cualquiera diría, “¡Caramba, pero que mala suerte tienes!”, o “¿Pero todo a la vez? ¡Recórcholis, que mala suerte!”.

La cosa de verdad que parecía grave, y no faltó quien opinara acerca de la presencia de energías negativas o, “mala vibra”. Hasta llegué a pensar que no me quedaría otro camino que recurrir a Paulo Cohelo, para ver si algún sabio o, maestro, o discípulo, o mago, o brujo, o prostituta, le había enseñado algo al respecto y éste a su vez, me lo retransmitía por medio de uno de sus escritos.

“Feng Shui” (¡santos símbolos y animalitos chinos, Batman!) Esa fue otra posible solución aportada por algunos allegados –ya había pensado en unos “ramazos”, pero me llamaron ignorante y anticuado-. Lo cierto es que me preparé cual niño Jesús, para recibir incienso y mirra y de esta manera inundar mi casa con humo purificador y exorcizante. Por cierto, si algún día se les ocurre poner animalitos chinos en su casa, procuren que de verdad sean “Animales Chinos”, es decir, no hagan como yo que para salir del paso, compré un tigrito, sí, pero de esos que usan los taxistas. Conseguí el perro y la rata, y de verdad que se veían ridículos los tres bichos esos moviendo la cabeza para todos lados. Ah, y en frente les puse un gato que parecía un fiscal de transito (“eso es plotección”, dijo el maracucho que me los vendió, haciéndose el chino).

¿No será que te pusieron un trabajo? Trabajo el que tenía que pasar para mandar a arreglar todo. Trabajo el que estoy pasando con la cantidad de “peroles” dañados. Trabajo el que me costó entender que ciertamente es cuestión de energía… la mía.

No sabría explicar el porqué de repente todo se daña en una casa, sin respetar un orden, sin seguir una secuencia lógica, o sin establecer prioridades, creo que eso se lo voy a dejar a Fraga, a León o al mismo Cohelo. Tampoco sé si les habrá pasado, pero cuando salí a la calle y grité a los cuatro vientos, “por qué señor, por qué a mi…”, de vaina y me golpeo la cabeza con una guía telefónica que cayó del cielo.

Estoy esperando la llegada de los “sabios”, o mejor dicho, de los técnicos que comencé a llamar y que poco a poco irán desfilando por mi casa, dejando todo reparado a su paso, reestableciendo el orden y poniendo a circular nuevamente la buena “vibra”. Razón y verdad tienen las sabias palabras de mi querida esposa: “¡Coño, llama al técnico… nojoda!”. Tan linda, ella sí que tiene energía. Y yo la buena suerte de contar con buenos reflejos porque, de verdad que la guía telefónica venía con todo… Los dejo, están llamando a la puerta, debe ser uno de los técnicos…








12 comentarios:

Soledad dijo...

hola, desde Argentina, y esperando que ninguno de mis electrodomésticos escuche o lea, que te voy a contar. A mi me paso hace un par de meses,todo, todo...hasta un caño con pérdida de gas... hasta que, como vos, lo fui arreglando, fué gracioso, porque en cuanto apareció un técnico, llegaron los otros, como atados a una soga imaginaria, y en silencio las cosas empezaron a funcionar mientra esperaba, confiando en Dios que nada más se averiara, ya que los gastos habían sido algo elevados, agradeciendo al cielo que son sólo cosas materiales y con dinero se arreglan. Te cuento ésto porque el que me ayudó a arreglar todo este lío, se llama Roberto, que cuando llegço a mi vida, lo primero que tuvo que hacer fué arreglar mi corazon...y se arregló!!!...por lo que te digo: ni mala suerte, ni buena suerte,las cosas materiales se rompen y se arreglan o se tiran, pero son sólo "cosas" lo importante, te lo enseñe quien quieras, es tener el ama lo más arregladita posible, y cuidarla, con esmero para que no se rompa nunca. éso es lo que más hay que cuidar, no???
un cariño,

Soledad

Lémur dijo...

Buena actitud! Gracias Soledad...

Joseín Moros dijo...

Los que saben de eso hablan de mantenimiento preventivo, correctivo y predictivo. Tambien hablan de tiempo medio entre fallas (MTBF). Creo que eso fue mala suerte, rompió todas las probabilidades matemáticas.
Felicitaciones, me gustó la historia.

carolina dijo...

jajajaja..vengo riéndome desde mi blogs...que me vessss!!! nunca has visto alguien con cara de Murciélaga!!! Ahh!!!!
no se aquí no comento nada..la verdad le doy tan poca importancia a lo material..que si fusionan bien y sino..lo boto o se repara con una cu-cha-ra-da-de-le-che-con-den-sa-da
ahora tengo los ventiladores de los cuartos que no giran, se salio la perilla de una gaveta de la cocina, dos hornillas no prenden,el caucho de la bici de juan espichado, la secadora se le quemo un fusil,y la manilla de bajar la palanca de uno de los baños... así que dígame Usted Dr. sera esto simbólico, esotérico o descuido de mi parte????por favor, No me lo digas.
Besos
Caro

Lémur dijo...

Sí Joseín, también hablan de "Tiempo de Vida Útil", "Mal Karma", y de que "Hay algo podrido en Dinamarca"; ahora bien, eso de "Probabilidades Matemáticas", me suena a patada de burro en la ingle... Saludos

Carola, creo que en lugar de "Esotérico", más bien deberíamos decir que: Eso es tétrico... Un abrazo

Grogal dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Lémur dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
NeoGabox dijo...

Jajaja
Pues si de supersticiones hablamos nuestro país cuenta con la mayor cantidad de creencias sobre "acciones" que nos conllevan a la mala suerte o a la buena... Dependiendo del caso...
No se si será por mi espíritu científico o por el hecho de estudiar medicina, pero yo, al igual que tú confío un poco más en los "poderes" del técnico, que en los de cualquier amuleto... Aunque de que vuelan, vuelan...

"Saludos Monocromáticos"

Lémur dijo...

Si amigo Neo, vuelan... aunque hay técnicos que también "vuelan", después de fumarse una lumpia para tratar de arreglar un entuerto de esos que no se sabe ni por donde comienza.

Saludos lemuriosos

Hydroxypropyl dijo...

Hola, graciosamente encontre este blog googleando "porque se me rompen todas las cosas materiales" en busca de una respuesta coherente, ya que en mi vida general me va bien, pero no entiendo porque se me rompe todo, mi celular, mi pc, HOY mismo se me rompio la cadena de distribucion del auto, la cual es carisima y no me alcanza el sueldo para arreglarla...asique comcuerdo en que es mala vibra, tal vez estemos vibrando de alguna manera negativa que nos hace que se nos rompa todo, o tal vez deberiamos irnos a vivir a la montaña sin nada de tecnologia, no? bueno, a cambiar esas vibraciones, como dijo alguien por ahi: hay cosas mad importantes que las materiales, saludos desde Neuquen, Argentina

laujeitta dijo...

Buenas tardes...todo tiene un por que, por ejemplo haber llorado de risa al leer este articulo, creo que no soy la única desesperada por la perdida de mis electrodomésticos. Pensé que era una señal de que tendría que ir hasta la nasa a tomar la próxima sonda a Marte, no es así. En estos años he aprendido a perder y a soltar, primero se soltó mi ex conjugue después de 18 años, des púes solté mi salud por un cáncer de mama y por eso tuve que decirle por un tiempo adiós a mi tan hermoso pelo. Que los electrodomésticos se me vayan, sea por mi energía o por lo que sea no me van a hacer llorar ni desesperarme, esperare el próximo jueves al técnico de la lavadora, por que no tuve la misma paciencia con la cocina y heladera que son mis nuevas adquisiciones...y el calefacción que siga esperando por el se que puedo desarmar cosas y no se por que favor del universo funcionar....ya no me tiro las cartas ni escucho pastores sistemáticamente cuando algo anda mal, me deprimo un poco y después pienso como solucionarlo con una sonrisa en la cara. Gracias por robarme una sonrisa al mismo tiempo que observo a mi ropa secuestrada dentro de mi querida lavadora.

laujeitta dijo...

fe de erratas...no es la calefacción la que esta al borde del colapso, es mi calefón... :D