miércoles, julio 19, 2006




...Y se llamaron...

Se reunió un grupo de personas, se hicieron llamar "Revolucionarios" y les asignaron mil monedas de platas...
Se reunió otro grupo, un poco más grande, se llamaron "Revolucionarios por la Patria" y les dieron dos mil monedas de plata...
Otros, siguiendo el ejemplo, hicieron lo propio, inscribieron su movimiento con el nombre de "Seguidores Revolucionarios por la Patria y Hasta la Muerte" y les regalaron varias cabezas de ganado y cinco mil monedas de oro...
Otros tantos se reunieron también, pero fueron más inteligentes y se llamaron "Con el Líder y con la Patria, Hasta la Muerte" entonces consiguieron más animales, más oro y mucha comida...
Como nunca falta un "vivo", vino "Alguien" formó un "grupo sin gente", se invistió con los honores del cargo de "Representante" de ese "grupo sin gente" y lanzo su proclama: "Larga vida al líder, a la revolución y muerte al invasor..." Luego declaró ante quienes cuidaban al "Líder" que: "Con el líder, hasta la muerte. Hacia el infinito y más allá..." Por supuesto, quienes cuidaban al "Líder" le informaron y éste decidió nombrarlo "Jefe" y no hicieron falta las asignaciones, el mismo se las tomó.
Vinieron desde el otro lado de la frontera y dijeron que necesitaban al "Líder" que también lo amaban y pedían que los Dioses bendijeran su espada para que pudiera andar por toda la tierra y erigirse como "El Salvador". El "Líder" los escuchó e inmediatamente ordenó repartir mucho oro y comida entre ellos.
La gran mayoría, la que no se reunió, la que nunca se puso de acuerdo y que simplemente se llamó "PUEBLO", no consiguió nada...

1 comentario:

Eduardo dijo...

¿Venerar para conseguir algo en la vida?. Prefiero seguir siendo pueblo y luchar por lo que quiero...