miércoles, diciembre 20, 2006

El Circo Kata-tónico (o De qué trata el cuento)


A este singular circo, lo integraba un peculiar grupo de personajes: El fakir eunuco, la mujer barbuda y anoréxica que sufría de alopecia, el enano drogadicto, la trapecista acrofóbica, el mago amnésico, el payaso hipocondríaco, la contorsionista artrítica y un alemán borracho y pendenciero que hacía de domador, presentador y director del circo. Su mayor arte era el de rascarse lo testículos y escupir al piso cuando estaba frente al público.

La carpa central permanecía sola, los asientos vacíos y la boletería sin vender. Así transcurrían los días en este sitio donde no había risas ni diversión.

Pero, qué podía hacer a un circo, un lugar tan triste. Simple: El fakir no tenía la “voluntad” suficiente para acostarse en una cama de clavos. El enano, adicto a la cocaína, se “crecía” cada vez que estaba frente al público. La trapecista no podía despegar los pies del piso y prefería “pasar por debajo de la mesa” . El mago, nunca lograba recordar donde había “escondido” los objetos que desaparecía(?). El payaso pensaba que la pintura podría producirle un cáncer en la piel, la nariz de goma le causaría asfixia, el traje de poliéster y satén le daría urticaria y que la peluca podía ocasionarle una atrofia cerebral al no permitir circular las ideas. Para colmo, el estar cerca de los niños, le causaba arritmia.

La contorsionista y la mujer barbuda, eran hermanas. Querían abandonar el circo ya que pensaban que su tiempo había pasado. La primera, ya vieja y cansada de tanto “doblar” el lomo, la segunda, sin “pelos en la lengua” ni en ninguna otra parte, decía sentirse cansada también.

Ambas hermanas, estaban enamoradas del domador, pero no querían enfrentarse por ese amor ingrato y no correspondido. Él, sólo amaba sus botas, el látigo y la botella.

El tiempo fue pasando y la oquedad del circo hacia mella en el ánimo de sus integrantes, y ni que decir de sus estómagos. La falta de dinero y de recursos, se reflejaba en una alacena vacía y una cocina con trastos limpios y sin uso desde hacía ya mucho tiempo.

Sin combustible para mover los camiones, ni fuerzas para recoger la carpa. Decidieron quedarse en aquel pueblo.

Los animales comenzaron a morir de hambre y enfermos. Lo que pudo ser tristeza, pronto se convirtió en oportunidad. Los del circo, habían conseguido comida.

Nada se desperdiciaba, la carne para el estómago, las pieles para cubrirse y los huesos para hacer bisutería y venderla. Así sobrevivieron un buen tiempo, el suficiente para olvidar el oficio circense. Atrás quedaron esas artes, fueron suplantadas por otras. No más luces y aplausos, ni risas, ni gritos. No más niños, ni trucos, ni redoble de tambor. Pero ¿Alguna vez los hubo? ¿Alguna vez, fue de verdad un circo? O ¿Siempre estuvieron esperando a que murieran los animales para poder comer?

El pueblo que los vio llegar, pronto se dio cuenta de que: ni pan, ni circo...

3 comentarios:

Eduardo dijo...

Como dices "nunca lo hubo"...

Al menos después de la pena y ausencia de alegría, esta llegó a su manera.

El Circo era su carcél, y cuando esta se derrumbó... al parecer todo mejoró ¿no?.

Aunque de por si, con semejantes personajes (jajajaja) era un circo perfecto.

-------------

Por cierto Bro, SI creo en muchas cosas... por eso no se preocupe.

Saludos LEMUR! SUERTE!

SUAVE CARICIA dijo...

oye no me gustan los circos , pero este final me apenó, por eso no me gustan los circos me dan penas los payasos porque no lograban hacerme reir y eso me daba tristeza , epro esto es de niña, de siempre
oye en tu evaluacion de fin de año, espero consideres que no respetaste tus prioridades, como la de ir a verme...jajajaja

te traje un regalo,

Paz, mis amigos, paz
es lo que necesitamos;
nuestro mundo cansado está,
ya es tiempo que aprendamos
El amor es la respuesta,
¿que tal si lo practicamos?

FELIZ NAVIDAD
Y
UN HERMOSO TERMINO DE AÑO

dejo una suave caricia
besos mil

en mi blog tengo otro regalo para ti

Arcangel Vulcano dijo...

Feliz navidad. Extraordinario tu post. Te deseo muchos éxitos y salud.