jueves, diciembre 21, 2006

Presentación al público de Postales sub sole


Anoche estuve en la presentación al público del libro “Postales sub sole” de Fedosy Santaella, ganador de la Bienal de Literatura José Rafael Pocaterra, en su mención Narrativa, según decisión unánime del jurado compuesto por Alexis Márquez Rodríguez, Israel Centeno y José Napoleón Oropeza.

Agradezco mucho la deferencia que tuvo el Bróder Fedosy, al invitarme. Puedo decir que entre libros, personalidades y vinos, disfruté del perspicaz y avezado discurso de un Israel Centeno que hizo un intento por apelar a la imaginación para no tener que hacer uso de la “nefasta” chuleta, mas no tuvo éxito. Espetó un “no pude, no pude...” y seguidamente echó mano de sus apuntes.

La cosa se puso mejor cuando envió un reconocimiento a Koji Kabuto, el gran piloto y a Mazinger Z, el poderoso robot, pero no todo podía ser perfecto, le faltó hacer mención a las Tetas de Afrodita.

Luego intervino Roberto Echeto, quien descifró el porqué en el ambiente se sentía una extraña e invisible presencia, dando cuenta de un raro objeto que colgaba del techo del recinto a manera de adorno navideño. Una cámara, sí, la cámara oculta de los Hermanos Chang. Estábamos siendo observados (o vigilados?) muy de cerca por estos misteriosos personajes. Luego se “mandó” unas breves y sentidas palabras, referentes la obra de la estrella de la noche.

Ver al autor del libro, junto a su hijo y su esposa, celebrar su paso al estrellato, fue sencillamente una belleza y un momento poderoso (parafraseando un poco a Roberto Echeto). Sus palabras se limitaron a un sincero y parco agradecimiento, a todos, hasta a sus nalgas...
También aprovechó para lanzar una clara advertencia: "Los Hermanos Chang nos observan, así que no podemos cometer el más minimo error, ya que corremos el riesgo de ser eliminados de inmediato..."

Hablar del libro, es un compromiso para conmigo mismo, el cual honraré en un próximo post. Hacer lo propio con el autor, quizás resulte insuficiente, aunque se me ocurre una frase: Ingenio que derrota abulias y estulticias...

Los invito a que lean su obra:

El Elefante
Cuentos de Cabecera
Postales sub sole

Visiten su espacio:

http://fedosysantaella.blogspot.com/

O pregunten por sus talleres en:

Fundación ICREA

http://www.icrea.org.ve/

9 comentarios:

Eduardo dijo...

Mientras leía pensaba: "Algún día, lemur, Algún día..." No me preguntes porqué...

Ya había leído una que otra cosa del libro en otros blogs, lo compraré, no por que lo recomiendas ni nada de eso, sino que me llama la atención el titulo, ah pues si. Espero que en el Zulia, se distribuya.

Nos vemos bró!

Isa dijo...

lémur, que chevere q asististe al evento, ya nel me había mencionado algo pero no sabía de la magnitud del evento. Ya quiero leer ese libro! :)
un besote!

Nelke dijo...

Hubiese querido estar allí

Icen dijo...

Lemur ¿cómo estás? fue grato conocerte, un placer se dice- digo; lo que no sabes, la elipsis de la historia es que no hubiese intentado decir nada sin el papel escrito a un lado, de orador poco; sólo me rete, jugué con la posibilidad impensable y vi que hace falta mucho más que dos tragos de vodka y el estímulo de unas hermosas caderas para sacarme al ruedo a desbarrar. Por eso me fui a tomar dos vodkas más y a hacerme paso entre el infame tumulto navideño, entonces si dije mis palabras, me había desplazado y la escucharon, te juro que la escucharon y se abrió el mar rojo. No hablé de las tetas gloriosas de Afrodita porque no estaban en las postales que compré hace tres vidas, pero claro, hay que revindicarlas. Gracias por visitar mi blog, recibe un abrazo y felices fiestas y mejor año. Desde Barquisimeto,

Jose dijo...

Amigo: Un placer haberle conocido su rostro y estrecharle la mano al lemur de lemurosidades que tantas veces había leído en silencio. Aquí o en sus colaboraciones con los vertiginosos hermanos Chang.

Un abrazo y seguimos en contacto,

JU

Hermanos Chang dijo...

Glacias pol lo comentalios
toda gente poltase bien ese día, no necesidad de muelte.

Ophir Alviárez dijo...

Ummmhh!! Qué maravillosa oportunidad de reunirse y de ponerle rostros a las palabras que se saborean y se hacen "amigos".
Mi "envidia" ya no es verde y el día quizás un poco menos gris.

Abrazos de prueba.

Ophir

Lemur dijo...

Bróder Eduardo:

Lo mísmo digo... Algún día...

Isa:

No dejes de leerlo, un besote para ti también.

Nelke:

De seguro la habrías pasado muy bien. Gracias por la visita, te leo, aunque no he dejado huellas en tu espacio, pero de verdad te leo...

Icen:

Un abrázo bróder. Barquisimeto? Na' guará! Bueno, a ver que se consigue por allá. Disfrute mucho... y Salud!

José:

Saludos bró. Seguimos, de seguro los chinos ya estarán cocinando el próximo negocio, estaremos preparados.

Hnos. Chang:

Pfffsss...! Al fin puedo respirar con calma...

Ophir:

Días aún grises y tu ahora verde. ¿Cuándo amarillo brillante o azúl esperanzador?

Arriba! un cálido y fuerte abrazo para ti

Arcangel Vulcano dijo...

Lemur, gracias por este post, te dignifica como autor, reconociendo a tu colega.En verdad Fedosy santaella, es otro talento venezolano para exportar.No soy escritor literario,pero sigo con atención lo que escriben, los seres sensibles que en realidad son los artistas de las letras. Por eso no dudo en recomendar a mis hijos adolescentes, que lean lo que tienen que decir esas voces "especialmente agudas" para definir la realidad.Hoy vemos en Venezuela, a nuevos escritores como Centeno, Juan Carlos Chirinos, José Urriola,Roberto Echeto, Fedosy Santaella y a tantos otros que constituyen una referencia obligada para la juventud venezolana. A todos ellos les doy mi más fraternal saludo y estímulo, para que sigan adelante sin desmayar jamás. Leerlos es más que un placer, es didáctico. Los denomino: "los magos de la pluma. Los fabricantes de sueños. Los viajeros de las galaxias. Los poetas de la realidad".Felicidad para todos.